GLOSARIO

Adherencia: banda de tejido similar al de una cicatriz, que se forman entre dos superficies y hace que éstas se peguen. Puede estar producida por inflamaciones, cirugías, traumatismos, sobrecargas o lesiones. Se pueden encontrar en las articulaciones, músculos, tendones y ligamentos. Pueden dificultar la movilidad y causar dolor.
Agenesia: ausencia parcial o completa de un órgano o de un tejido del organismo. Se produce en el proceso embrionario del embarazo cuando el tejido afectado no se desarrolla de forma normal. Puede afectar a diferentes zonas del cuerpo aunque la más frecuente es la ausencia de uno de los riñones.
Algia vertebral: dolor en cualquiera de los niveles de la columna vertebral. Cuando se producen en las cervicales, se denomina cervicalgia, en la zona dorsal, dorsalgia y en la zona lumbar, lumbalgia.
Algodistrofia simpético refleja Enfermedad de Südeck, Atrofia de Südeck, Síndrome regional doloroso complejo, Causalgia, Distrofia postraumática, Síndrome de la cintura escapular o Distrofia neurovascular refleja: alteración del sistema nervioso simpático que puede afectar a miembros superiores o inferiores, principalmente a las manos o a los pies. Cursa con dolor, inflamación, cambios en la temperatura y coloración de la piel, rigidez y crecimiento anormal de vello y uñas. Puede aparecer tras fracturas o traumatismos de importancia.
Amenorrea: ausencia de la menstruación. Puede ser porque aún no se ha iniciado o por interrupción posterior. En ocasiones es síntoma de otra enfermedad.
Analgesia o Efecto analgésico: supresión o disminución de la sensación dolorosa física sin que se provoque una pérdida de la conciencia. Se puede producir a nivel del sistema nervioso central o periférico. Puede producirse este efecto con sustancias, medicamentos o mediante la aplicación de agentes físicos.
Antiespasmódico: que calma los espasmos o calambres, que son contracciones dolorosas e involuntarias de un órgano o músculo.
Antiinflamatorio: medicamento o procedimiento que previene o disminuye la inflamación de los tejidos.
Aponeurosis: tejido fibroso que sirve de envoltura a los músculos. Tienen una estructura similar a los tendones, pero tienen menor inervación e irrigación sanguínea.
Apretamiento dentario o Bruxismo: acción usualmente involuntaria en la que produce un cierre fuerte de los dientes (apretamiento) y/o un frotamiento de estos (bruxismo). Es más frecuente que se produzca durante el descanso nocturno, aunque también se puede producir durante el día. Puede conllevar dolor de cabeza ,mandíbula , oído y cuello ; desgaste y rotura de los dientes y problemas con la apertura de la boca.
Artritis: existencia de en las articulaciones. Existen más de 100 enfermedades diferentes que pueden causarla. Puede producirse por traumatismos, infecciones, mecanismos autoinmunes o tener un origen desconocido. Puede provocar dolor y pérdida de movilidad en la articulación afectada.
Artrogriposis: síndrome caracterizado por la existencia de contracturas desde el nacimiento que afectan a varias articulaciones, sobre todo de los miembros superiores e inferiores. Se puede asociar a anomalías de otros órganos comocorazón, pulmones o riñones.
Artrosis: enfermedad degenerativa producida por el desgaste del cartílago de las articulaciones. Es la enfermedad reumática más frecuente, especialmente entre personas de avanzada edad , aunque también se puede producir en personas jóvenes por enfermedades o traumatismos fuertes.
Ataxia: trastorno caracterizado por la disminución de la capacidad de coordinar los movimientos. Puede afectar a los dedos, manos, brazos, piernas, al habla, a los movimientos oculares o a la deglución.
ATM (Articulación Temporo Mandibular) o articular craneomandibular: articulación entre el hueso temporal (cráneo) y la mandíbula. Es una articulación doble, una a cada lado de la, que funcionan de forma sincronizada.

Atrofia: disminución en el tamaño de un o tejido, lo que disminuye su , peso y/o actividad. La atrofia muscular es la disminución del tamaño del músculo y con ello también de su fuerza. Puede ser por desuso o de origen neurológico.

Biofeedback: técnica que controla las funciones del cuerpo mediante la utilización de un sistema que informa al paciente del estado de dicha función y le enseña a controlarla de manera voluntaria. Se utiliza principalmente para la observación y control de la contracción muscular, pero también se puede utilizar para visualizar las ondas cerebrales, la función cardiaca, la respiración o la temperatura de la piel. Se emplean para el tratamiento de problemas neurológicos, musculares, incontinencia urinaria o fecal, impotencia, ansiedad, insomnio o hipertensión.
Braquicefalia: deformación del cráneo que se caracteriza por un cráneo casi redondo, menos alargado de lo normal.
Bronquiolitis: inflamación de los bronquiolos; que son cada uno de los pequeños conductos en que se dividen y subdividen los bronquios dentro de los pulmones antes de llegar a los alvéolos. Es una enfermedad muy común en niños menores de 2 años y sobre todo en niños prematuros.
Bronquitis: inflamación de la membrana mucosa de los bronquios, que son cada uno de los dos conductos fibrocartilaginosos en que se bifurca la tráquea y que entran en los pulmones. Puede ser una afección aguda o crónica.
Bursitis: inflamación de la bursa, que es una estructura en forma de bolsa, rellena de fluidos, que envuelve las articulaciones y que tiene como función la facilitación del movimiento de los huesos, tendones y músculos de la articulación entre sí.

Calcificación: proceso por el que se deposita de forma patológica calcio en los tejidos. Las localizaciones más comunes son en el hombro, el epicóndilo del codo y el calcáneo (espolón calcáneo). Se pueden producir por un exceso de calcio en la sangre, por tendinitis que se han cronificado, traumatismos o procesos autoinmunes.
Cefalea: dolor en una parte o en toda la cabeza, en el cráneo, cara, cuero cabelludo o cuello. Puede ser de varios tipos: migraña o jaqueca, cefalea tensional, cefalea en racimos y otras cefaleas secundarias a otras patologías.
Cervicalgia: dolor en el cuello, en la región cervical; que es el tramo de la columna que se encuentra entre la cabeza y el tronco.
Cervicobraquialgia: dolor en el cuello que se asocia con dolor neurálgico en uno o ambos brazos. Es un dolor continuo a lo largo de un nervio, por lo que se describe como un dolor lineal y puede ser punzante o quemante.
Ciática: dolor neurálgico del nervio ciático. Es un dolor continuo a lo largo del nervio, es un dolor lineal y puede ser punzante o quemante. Su recorrido va desde la zona lumbar, glúteo, cara posterior del muslo, corva, pierna por cara externa o interna y puede llegar hasta el dedo gordo del pie. Se puede notar dolor en todo el recorrido o en alguna de sus partes.
Cicatriz queloidea: cicatrización patológica irregular. Se caracteriza por aumento del volumen de la piel y se debe a un exceso de colágeno en la dermis durante la cicatrización.
Cicatriz retráctil: cicatrización patológica irregular. Se caracteriza por una disminución de la elasticidad de la piel y de la incapacidad para estirarla de forma longitudinal.
Cólico del lactante, cólico del primer trimestre, cólico vespertino, cólico de gases o llanto excesivo primario: episodios de llanto sin motivo aparente en un niño sano y tranquilo durante el resto del día. Se inicia generalmente después de las tomas, aunque puede suceder a cualquier hora sin relación con ellas. Es más frecuente durante la tarde o noche y puede durar más de 2 horas. Suele aparecer entre la primera semana de vida y los 3 meses. Pueden acompañarse de movimientos de flexión de las piernas, de los brazos, muecas, irritabilidad general y emisión de gases.
Condromalacia: degeneración del cartílago articular.
Condromalacia rotuliana o condromalacia patelar: degeneración del cartílagosituado entre la rótula y la articulación de la rodilla. Produce malestar o dolor sordo alrededor o detrás de la rótula. Es muy común entre jóvenes, jugadores de baloncesto, vóley, fútbol, rugby, ciclistas, karatecas, tenistas, bailarines de ballet y corredores.
Contractura muscular: contracciones continua e involuntaria de un músculo o algunas de sus fibras. Se manifiesta con abultamiento de la zona, dolor y alteración del funcionamiento del músculo. Aparece cuando el músculo realiza una actividad inapropiada en intensidad o en función. Puede aparecer en el momento en el que estamos realizando la actividad o después de esta.
Crepitante: ruido o sensación rechinante dentro de una articulación u otro tejido.
Criocirugía: aplicación de frío extremo para destruir tejido anormal o enfermo. Se utiliza para tratar verrugas,lunares, melanomas, cáncer de hígado, cáncer de próstata y cáncer de pulmón, entre otros.

Dedos en garra: deformidad de los dedos del pie, que consiste en la flexión excesiva de las articulaciones proximales y distales de los dedos.
Dedos martillo: deformidad de los dedos de los pies, que consiste en flexión de la articulación proximal y extensión de la distal.
Deformidades del cráneo: conjunto de malformaciones óseas que afectan a la forma de la cabeza y cara. Las principales deformidades craneales son la plagiocefalia, la braquicefalia y la escafocefalia. Son consecuencia del crecimiento anormal del tejido blando y los huesos de la cara y la cabeza. Es común en bebés recién nacidos por lo que hay que vigilar la evolución y crecimiento de su cráneo.
Denervación nerviosa: pérdida de la conexión de un nervio y de las estructuras que este dirige. Cuando afecta a un músculo este ya no recibe las señales contráctiles normales.
Dismenorrea: aparición de alteraciones en la menstruación. Puede manifestarse como dolor, calambres en las piernas, dolor pélvico o abdominal intenso, dolor en la parte baja de las espalda, dolor de cabeza, náuseas, mareos, vómitos, exceso de sudoración, desmayos, fatiga, ansiedad, irritabilidad o depresión.
Dolor sordo: dolor que no tiene localización exacta, ni una intensidad concreta, ya que va fluctuando, pero permanece todo el tiempo latente.
Dorsalgia: dolor de la columna en su zona dorsal, que es la comprendida entre el final el cuello y las lumbares. Es la región que forma la caja torácica junto con las costillas.

Edema: aumento del volumen de una parte del cuerpo, que se produce por la acumulación de líquido en el espacio intersticial. Se caracteriza por hinchazón blanda, que cede a la presión. A nivel de la piel se produce una tumefacción indolora y sin enrojecimiento, que al presionarlo conserva durante algún tiempo la huella del dedo (fóvea). El edema también se puede producir en órganos internos como el pulmón o el cerebro.

Endorfinas:  sustancias producidas por nuestro organismo que actúan como una hormona y como un neurotransmisor. Poseen propiedades analgésicas semejantes a las de la morfina y otros opiáceos, pero pueden llegar a ser hasta 20 veces más potentes que los medicamentos comunes. Son capaces de reducir el dolor, regular la temperatura corporal, mejorar el estado de ánimo, potenciar el sistema inmune o disminuir la ansiedad y la tensión arterial. También se le llama la hormona de la felicidad, ya que cuando la segregamos se produce esta sensación. Hacer deporte, escuchar música, bailar, tomar el sol, recibir masajes,  meditar o pintar son actividades que pueden aumentar  los niveles de endorfinas en sangre.

Enfermedad de Duchenne: distrofia muscular infantil progresiva que afecta a varones entre los 3 y los 7 años. Comienza con trastornos de la marcha, hiperlordosis lumbar, abdomen prominente y cabeza y hombros inclinados hacia atrás. Puede coexistir con trastornos cardíacos y una disminución del cociente intelectual.

Enfisema: enfermedad pulmonar que se caracteriza por un agrandamiento de los bronquiolos terminales, destrucción de la pared alveolar y pérdida de elasticidad. Provoca dificultad respiratoria.

Epicondilitis o codo de tenista: es una inflamación del cóndilo del húmero, situado en la cara externa del codo. Se caracteriza por dolor en la cara externa del codo y/o en la musculatura del antebrazo, pudiendo irradiar a los dedos pulgar, índice y en menor medida al dedo corazón. Está provocado por una tensión en los músculos del antebrazo, que al contracturarse tiran de sus inserciones en el cóndilo, provocando una irritación de este. Puede producirse por movimientos repetitivos o por posiciones forzadas de la musculatura del antebrazo. Algunos de los gestos que pueden provocarlo son atornillar, hacer pinza entre los dedos índice, corazón y pulgar, escurrir, jugar al tenis, paddle o frontón y  el uso del ratón del ordenador.

Episiotomía: incisión quirúrgica lateral o medial del periné antes de la expulsión de la cabeza fetal en el parto. La episiotomía como técnica preventiva para evitar desgarros está contraindicada por la OMS y sólo la aconseja en caso de partos que presenten dificultades, sufrimiento fetal o desgarros anteriores.

Epitrocleitis o codo de golfista: es una inflamación de la tróclea del húmero, situada en la cara interna del codo. Es frecuente en deportistas que practican golf, tenis o jabalina, aunque puede aparecer en mecánicos o carpinteros y otras personas que realizan movimientos repetitivos o forzados de codo y muñeca. Se caracteriza por dolor en la cara interna del codo y/o borde interno del antebrazo, pudiendo irradiar a los dedos anular y meñique. Está provocado por una tensión en los músculos del antebrazo, que al contracturarse tiran de sus inserciones del codo, provocando una irritación de este.

EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica): trastorno de la ventilación pulmonar con obstrucción crónica del flujo aéreo. Suele ser progresiva, puede acompañarse de hiperreactividad bronquial y ser parcialmente reversible. Se caracteriza por la existencia de tos y de expectoración durante varios meses del año  durante más de tres años.

Ergonomía: es el estudio de las condiciones de adaptación de un lugar de trabajo, una máquina, un vehículo u otros; a las características físicas y psicológicas del trabajador o del usuario. Se encarga del diseño de lugares de trabajo, herramientas y tareas, de modo que coincidan con las características fisiológicas, anatómicas, psicológicas y las capacidades del trabajador o usuario.

Escafocefalia: deformación del cráneo que se caracteriza por una forma de la cabeza alargada, en nave. Se produce por un cierre precoz de la sutura sagital en los bebés.

Esclerosis lateral amiotrófica (ELA): enfermedad neurológica, que se caracteriza por una degeneración progresiva de las motoneuronas corticales y espinales. Clínicamente se caracteriza por atrofia muscular y pérdida de fuerza, sin que se asocien otros signos sensitivos o cognitivos.

Esclerosis múltiple: enfermedad neurológica que afecta con más frecuencia a los jóvenes, caracterizada por la existencia de focos de desmielinización a lo largo del sistema nervioso central, sin afectación de la mielina periférica. La sintomatología es muy variada y dependerá de la localización de la lesión. Habitualmente cursa en brotes, aunque existen formas progresivas.

Escoliosis: desviación lateral de la columna vertebral. Puede ser congénita o adquirida. Cuando es adquirida puede ser por hipotonía muscular, por enfermedades neuromusculares, óseas, por una dismetría de miembros inferiores o por malas posturas.

Espina bífida: malformación congénita consistente en una fisura en la columna debida a un defecto en la consolidación de una o varias vertebras. A través de la fisura se puede formar una hernia ción de las meninges a veces de la médula, con una cantidad variable de líquido cefalorraquídeo. Puede ser abierta, que produce parálisis y que es de peor pronóstico; u oculta, que es más frecuente y con menor afectación.

Espondilitis: inflamación aguda o crónica de una o varias vértebras>. Las causas más comunes son infecciones como la brucelosis o la tuberculosis; traumatismos o afecciones reumáticas como la artritis.

Espondilitis Anquilosante, Espondiloartritis o Espondilitis Anquilopoyética (EA): artritis reumatoidea caracterizado por inflamación de la columna vertebral y de las grandes articulaciones. Es más frecuente en los hombres que en las mujeres y suele aparecer entre los 20 y 40 años. Suele comenzar con dolor y rigidez en las articulaciones sacroilíacas, que puede extenderse después a otras articulaciones. Genera rigidez de la columna dorso-lumbar, de la pelvis y de las caderas. El dolor suele ser más intenso durante la noche y se acompaña de rigidez matinal.

Fascia: tejido denso, fuerte y flexible, que rodea, cubre y da sostén a los músculos, huesos, nervios, vasos sanguíneos y linfáticos; y órganos de nuestro cuerpo. Actúa como la piel blanca que recubre una naranja y que a su vez da forma a sus gajos. Microscópicamente tiene forma de red o telaraña. Es un sistema continuo, que se puede encontrar en cualquier parte del cuerpo y que va de la cabeza a los pies y del exterior al interior del cuerpo. Cuando hay una restricción en cualquier punto de la fascia esta se puede trasmitir a otras regiones del cuerpo, incluso años después de haberse producido. Es el tejido sobre el actúan las técnicas Miofasciales y la Terapia Cráneo-Sacra.

Fascitis plantar: inflamación aguda de la aponeurosis de la planta del pie. Provoca dolor en el talón o en la planta del pie, que puede irradiar hacia el tobillo, gemelo o dorso del pie. Suele intensificarse por las mañanas y al aumentar la carga sobre el pie. Se puede producir por sobreesfuerzo del pie o por llevar un calzado inadecuado.

Fibromialgia: enfermedad crónica que se caracteriza por dolor musculoesquelético generalizado, con hipersensibilidad en múltiples puntos. Puede estar asociada a otros síntomas como fatiga persistente, sueño no reparador, rigidez generalizada, pérdida de memoria, ansiedad o depresión.

Fibrosis: formación de un exceso de tejido conectivo en un tejido como consecuencia de un proceso reparativo, como una cicatriz.

Fibrosis quística: enfermedad genética que afecta principalmente a los pulmones, y en menor medida al páncreas, hígado e intestino, provocando la acumulación de moco espeso y pegajoso en estos órganos. Produce infecciones repetidas originadas por el exceso de moco.

Hallux valgus (juanetes): deformidad que afecta al primer dedo del pie. El metatarsiano se desvía hacia fuera y la primera falange se desvía hacia dentro provocando una luxación de la articulación y posteriormente una inflamación de la cápsula articular. Puede producirse por la forma de caminar, el uso de calzado no adecuado, el sobrepeso o por factores genéticos.

Hemiplejia: parálisis completa o incompleta que afecta a una mitad del cuerpo, de forma total o parcial. La causa más común son los accidentes cerebro vasculares (ACV), pero también se puede producir por traumatismos craneales, tumores cerebrales, encefalitis, meningitis o esclerosis múltiple.

Hernia de hiato: protrusión de parte del estómago desde la cavida abdominal al tórax a través del diafragma. Esto puede producir ardores de estómago y reflujo.

Hipercifosis: curvatura excesiva, normalmente por encima de 45 grados de la columna dorsal. Puede producir dolor de espalda, deformidad y en casos extremos dificultad para respirar.

Hiperemiánte: que aumenta el aporte de la circulación sanguínea a una parte del cuerpo.

Hiperlordosis: aumento anormal de la curvatura de una lordosis (cervical o lumbar). Es frecuente la hiperlordosis lumbar en mujeres debido a su elasticidad y más aún durante el embarazo. En casos extremos produce dolores de espalda.

Hipermovilidad: exceso de movimiento de una articulación o tejido.

Hipertonía: aumento excesivo de la contracción del músculo. Puede ser de un músculo, como en las contracturas; o generalizado como en la hipertonía infantil o en los síndromes neurológicos.

Hipomovilidad: pérdida de la movilidad normal de una articulación, tejido o parte del cuerpo.
Hipotensión ortostática: disminución de la tensión arterial debida a un cambio súbito en la posición del cuerpo, generalmente al pasar de estar acostado a estar de pie y usualmente dura sólo unos pocos segundos o minutos. Es muy frecuente en personas que han permanecido durante largos periodos de tiempo encamados.

Hipotonía: disminución de la contracción o de la fuerza muscular en un músculo o de forma generalizada en el cuerpo.

Latigazo cervical: lesión del cuello provocada por una flexión forzada del cuello, seguida por una extensión brusca o viceversa. Suele producirse por un choque, la mayoría de las veces en accidentes de tráfico o en la práctica deportiva. Afecta a todas las estructuras del cuello, tanto a nivel óseo, como muscular. Puede producir síntomas diversos como dolor y rigidez de cuello, hombros o de cabeza; dolor lumbar; mareos; dolor y/o parestesias en los brazos y/o piernas; zumbidos en los oídos, visión borrosa, cansancio o irritabilidad.

Lesión medular o mielopatía: alteración de la médula espinal, provocando una pérdida de la sensibilidad y/o de la movilidad: las causas más frecuentes de la lesión medular son los accidentes de tráfico, caídas, accidentes de trabajo, lesiones deportivas y enfermedades. Los síntomas son variables en función de si la lesión es total o parcial y del nivel en el que se produce.

Liberación Miofascial o Inducción Miofascial: terapia dirigida a relajar las tensiones o lesiones de las fascias del cuerpo y con ello del aparato locomotor, nervioso y de las vísceras. Su objetivo es eliminar restricciones y restablecer su normal funcionamiento.

Linfa: líquido transparente que se transporta por los vasos linfáticos. Tiene una composición rica en lípidos similar a la sangre, pero solo trasporta glóbulos blancos. Su función principal es la de la defensa del cuerpo contra los organismos patógenos e infecciones.

Linfedema: edema o inflamación producida por una obstrucción en los canales linfáticos del organismo. Está producido por un fallo en el sistema linfático. Se observa un aumento del volumen de las extremidades y la desaparición de los relieves de la piel.

Linfedema post-mastectomía: edema producido por una obstrucción en los canales linfáticos que se produce tras una extirpación de la mama y de sus vasos linfáticos. Se observa un aumento del volumen del brazo del lado afecto.

Lumbalgia: dolor en la zona lumbar, que es la comprendida entre la columna dorsal y el sacro.

Luxación congénita de cadera o displasia de cadera: malformación ortopédica que se produce por una alteración del desarrollo del feto. La luxación se produce después del nacimiento, en los primeros meses de vida.

Mala oclusión: mal alineamiento de los dientes o a la forma en que los dientes superiores e inferiores encajan entre sí. En casos severos pueden requerir tratamiento de ortodoncia. Puede llegar a producir pérdida de piezas dentarias y aumento de las presiones en la articulación temporomandibular.

Malformación de Arnold Chiari: anomalía cerebral, en la que el cerebelo, la parte del cerebro que controla la coordinación y el movimiento muscular; se desplaza hacia abajo invadiendo el espacio que normalmente ocupa la médula espinal. Esto puede ejercer una presión sobre el cerebelo, el tronco encefálico y la médula espinal, que puede impedir que estos órganos funcionen correctamente y puede llegar a obstruir la circulación del líquido cefalorraquídeo (LCR).

Malformaciones craneoencefálicas: conjunto de malformaciones que afectan a la cabeza, la cara y/o a su contenido.

Mastectomía: extirpación quirúrgica de una o ambas mamas de manera parcial o completa.

Medios físicos o agentes físicos: elementos físicos naturales o artificiales que se utilizan para el tratamiento de un proceso patológico o enfermedad. Actúan mediante uno o más tipos de energía que aportan al organismo y de esta manera influyen sobre los procesos biológicos. Pueden utilizarse para disminuir la inflamación, el tiempo de recuperación, estimular la regeneración del tejido o disminuir el dolor. También pueden emplearse con una función diagnóstica.

Mialgia: dolor muscular que puede afectar a uno o varios músculos del cuerpo y puede estar producido por causas muy diversas. Pueden acompañarse en ocasiones de debilidad o pérdida de la fuerza y dolor a la palpación. También se asocia en ocasiones con calambres y contracturas de los músculos afectados.

Migraña, hemicránea o jaqueca: enfermedad que tiene como síntoma principal el dolor de cabeza, usualmente muy intenso e incapacitante. Cursa con episodios de dolor agudo intercalados con periodos libres de síntomas. La frecuencia de las crisis es muy variable. El dolor puede estar precedido de manifestaciones neurológicas variadas que se llaman aura, como trastornos visuales o sensación de hormigueo en labio, lengua y la mitad de la cara. Suele afectar a un lado de la cabeza, raramente a ambos lados. Se puede acompañar de sensibilidad a la luz, náuseas y/o vómitos. Se debe distinguir la auténtica migraña de otros tipos de dolores de cabeza, tales como la cefalea tensional, la cefalea en racimos y las cefaleas secundarias.

Miopatía: enfermedad muscular. Son un conjunto muy heterogéneo de enfermedades. Se dividen en Miopatías inflamatorias, Distrofias musculares, Miopatías distales, Miopatías miotónicas, Miopatías congénitas, Miopatías mitocondriales, Miopatías metabólicas y Parálisis periódicas primarias.

Neumotórax: entrada de aire en el espacio situado entre la pleura parietal y la pleura visceral del pulmón. Su origen puede ser traumático, yatrogénico o espontáneo. Los síntomas comunes son dolor torácico agudo que empeora con la respiración profunda o la tos, dificultad respiratoria y aleteo nasal. En casos más graves se puede encontrar coloración azulada de la piel, opresión torácica, fatiga y aumento de la frecuencia cardíaca.

Neuralgia: dolor agudo y continuo a lo largo de un nervio y de sus ramificaciones o en la zona por la que se distribuye ese nervio. Puede producirse por químicos, inflamación, traumatismos, compresión por estructuras adyacentes o infecciones.

Neuralgia del Trigémino: trastorno del nervio trigémino que provoca episodios de dolor intenso en ojos, labios, nariz, cuero cabelludo, frente y/o mandíbula, generalmente en un solo lado de la cara

Neuritis: inflamación de un nervio, que puede dar como resultado dolor, aumento o falta de sensibilidad o sensación de hormigueo en el recorrido e inervación de dicho nervio.

Osteocondrítis de cadera o Enfermedad de Perthes: enfermedad infantil que provoca una falta de riego sanguíneo a la cabeza del fémur, lo que conlleva una necrosis parcial de ésta. Generalmente afecta a una de las caderas, aunque puede ser bilateral. El primer síntoma suele ser la cojera, normalmente indolora o con dolor intermitente.

Osteomalacia: síndrome que se caracteriza por un reblandecimiento de los huesos, generalmente debido a la pérdida de sales calcáreas por carencia de vitamina D y fósforo.

Osteopatía de pubis o pubalgia: proceso caracterizado por dolor localizado en la región inguinal o zona del pubis, aunque también puede presentar dolor en la cara interna y anterior del muslo y en el abdomen. Es frecuente en deportistas, principalmente en corredores y futbolistas. Suele ser la cronificación de un desequilibrio de los aductores y de los abdominales. Comienza con un dolor leve en la región del pubis que se incrementa tras el esfuerzo. En las fases más avanzadas se nota dolor al levantarse e iniciar el entrenamiento, al caminar un largo trayecto, al golpear el balón con la parte interior del pie o al esprintar. Si sigue avanzando puede llegar a ser incapacitante para la deambulación o incluso al estornudar o defecar.

Osteoporosis: patología en la que disminuye la mineralización de los huesos y con ello su densidad. Como consecuencia el hueso se vuelve menos resistente y más frágil de lo normal, con lo que es más propenso a las fracturas. Es más frecuente en mujeres con anemia o tras la menopausia, aunque también su puede presentar por deficiencia de calcio y vitamina D, por consumo de excesivo de tabaco y alcohol, por procesos de encamamiento prolongado y por vida sedentaria.

Parálisis: pérdida total o parcial de la capacidad de movimiento de una o más partes del cuerpo que se debe, generalmente, a una lesión en el cerebro o en la médula espinal. Si es parcial se denomina

Parálisis braquial obstétrica: lesión que cursa con pérdida total o parcial del movimiento del miembro superior. Se produce durante el parto por un estiramiento excesivo y lesión de las raíces del plexo braquial.

Paraplejia: parálisis de la mitad inferior del cuerpo que se debe normalmente a una lesión en el cerebro o en la médula espinal.

Parestesia: sensación o conjunto de sensaciones anormales de los sentidos o de la sensibilidad general. Se puede manifestar en forma de cosquilleo, adormecimiento, acorchamiento, ardor, calor o frío. Suele estar producido por alteraciones del sistema nervioso o circulatorio.

PCI Parálisis Cerebral Infantil: conjunto de trastornos neurológicos que afectan a la comunicación entre el cerebro y los músculos, provocando un estado permanente de falta de coordinación motora y postural. En algunos casos la corteza motora cerebral no se ha desarrollado normalmente durante el crecimiento fetal y en otros el daño es el resultado de una lesión cerebral antes, durante o después del parto, que suele producirse por una interrupción del suministro de oxígeno al cerebro. Los síntomas pueden ser de leves a graves, pero no empeoran a medida que el niño crece. Con tratamiento, la mayoría de los niños puede mejorar de forma significativa su capacidad motriz.

Pectum carinatum o tórax en quilla: deformidad de la caja torácica en la que el pecho sale hacia delante en forma de quilla de barco. No suele producir otras repercusiones más allá de las estéticas.

Pectum excavatum: deformidad de la caja torácica caracterizada por pecho hundido en la región del esternón. Se puede detectar al nacer, pero se hace más evidente con la edad. Suele ser una malformación familiar y se produce con mayor frecuencia en varones. Existe cierta predisposición a sufrir procesos congestivos e infecciones broncopulmonares.

Periostitis: inflamación de la capa más superficial del hueso. El lugar más común de aparición es la cara anterointerna de la tibia, principalmente en el tercio inferior. Es una lesión típica de los corredores.

Pie cavo: deformación del pie caracterizada por una bóveda más elevada de lo normal, que puede ocasionar dolor y otros trastornos. Puede ser el resultado de fracturas mal consolidadas, cicatrices retráctiles, uso de tacones muy altos y punta estrecha, enfermedades neurológicas o ser de origen congénito.

Pie diabético: infección ulceración o destrucción de los tejidos profundos relacionados con alteraciones neurológicas y distintos grados de enfermedad vascular periférica en las extremidades inferiores, que afecta a pacientes con diabetes mellitus.
Pie equino-varo o pie zambo: malformación congénita del pie en la que el pie se encuentra torcido hacia dentro y hacia abajo, semejando un palo de golf. Suele ser bilateral y afecta más a hombres que a mujeres.

Pie plano: deformación del pie caracterizada por la disminución o desaparición del arco del pie, de manera que para andar se apoya toda o casi toda la planta en el suelo. Es común que los niños desde el nacimiento a los 3 o 4 años presenten pies planos porque el arco aún no se ha desarrollado por completo.

Pie valgo: desviación del pie hacia fuera, de tal modo que el pie suele apoyarse sobre su borde interno.

Pie varo: desviación de la planta del pie hacia dentro, de manera que el pie se apoya en su borde externo y los últimos dedos. Generalmente va asociado con otras deformidades de manera que se presenta como pie cavo-varo o pie equino-varo.

Plagiocefalia: asimetría e irregularidad de la cabeza debido a un cierre prematuro de las suturas de un lado, principalmente de la sutura coronal o la lamboidea. Puede producirse por una malformación cerebral, un ambiente intrauterino reducido, o por una tortícolis.

Poliomielitis: enfermedad infecciosa producida por el virus poliovirus. Ataca la médula espinal y al cerebro pudiendo provocar atrofia muscular y parálisis. Es más frecuente entre los 4 y los 15 años. Actualmente se presenta sólo en algunos países de África y Asia.

Radiculopatía: pérdida o disminución de la función sensitiva o motora de una raíz nerviosa.

Raquitismo: enfermedad del crecimiento causada por una carencia de vitamina D y trastornos del metabolismo del calcio y el fósforo. Produce malformaciones esqueléticas, reblandecimiento de los huesos, alteraciones gastrointestinales, e hipotonía muscular.

Rectificación de la columna: disminución de la curvatura normal de la columna vertebral. En la columna cervical o lumbar significa que su lordosis es menor de lo habitual o incluso ha desaparecido o se ha invertido. En la columna dorsal significa que ha disminuido o desaparecido su concavidad hacia adelante.

Regurgitación: paso de los alimentos contenidos en el estómago o en el esófago hacia la boca sin que existan náuseas ni esfuerzos de vómito. Suele implicar la existencia de una alteración esofágica o gástrica, a veces se acompaña de un eructo. Es diferente al vómito.

Restricción miofascial: disminución de la movilidad de la fascia y los tejidos que recubre. Se manifiesta con dolor, rigidez y aparición de puntos gatillo.

Proceso metastásico: propagación de un foco canceroso a un órgano distinto de aquel en que se inició. Ocurre generalmente por vía sanguínea o linfática.

Prolapso: descenso o caída de un órgano o víscera a causa de la relajación de sus medios de fijación.

Propiocepción: percepción de sensaciones procedentes del propio organismo, relativas a la posición espacial y a los movimientos musculares. Se originan a través de diferentes receptores sensoriales. Regula la dirección y rango de movimiento, permite reacciones y respuestas automáticas, interviene en el desarrollo del esquema corporal y en la relación de éste con el espacio. Actúa sobre el control del equilibrio y la coordinación.

Ptosis: caída o prolapso de un órgano, una víscera o una parte, debido a una relajación de los medios de sujeción.

Síndrome del desfiladero torácico: conjunto de síntomas producidos por la compresión a la altura de la salida del tórax de los nervios y/o vascularización del miembro superior.

Síndrome del Dolor Miofascial: cuadro de dolor regional de origen muscular, localizado en un músculo o grupo muscular, en el que aparece una banda tensa, dolorosa, identificable por palpación y en la que se encuentran puntos gatillo. Estos producen dolor referido a distancia, espontáneamente o a la palpación.

Síndrome del túnel carpiano: neuropatía periférica que ocurre por compresión del nervio median dentro del túnel carpiano, a nivel de la muñeca. Puede manifestarse con dolor, debilidad o entumecimiento de la mano y la muñeca, pudiendo llegar a irradiarse al resto del miembro superior.

Síndromes malformativos: conjunto de malformaciones que afectan a un individuo. Tienen un origen genético.

Sinusitis: inflamación de la mucosa de la nariz y de los senos paranasales que puede deberse a una infección o a un cuadro alérgico. Se caracteriza por dolor facial, generalmente en la frente y a los lados de la nariz. Puede presentar también tos, fiebre, fatiga, dolor dentario, halitosis o dolor de oídos.

TCE (Traumatismo craneoencefálico): alteración en la función neurológica u otra patología cerebral causada por una fuerza traumática externa que ocasiona un daño físico en el encéfalo. Es la causa más común de muerte y discapacidad en los jóvenes.

Tejido conjuntivo o tejido conectivo: tejido que establece conexión entre los otros tejidos y sirve de soporte a diferentes estructuras del cuerpo. Es un tejido rico en fibras y de sustancia intercelular.

Tejido subcutáneo o hipodermis: es la capa más profunda de la piel. Está compuesta de tejido conjuntivo blando y graso y une la piel con las estructuras subyacentes. Es la capa en la que se acumula la grasa. Si hay acumulación anormal de líquido (edema) se produce en esta capa.

Tendinitis: inflamación, irritación e hinchazón de un tendón, que es la estructura que une el músculo con el hueso. Puede producirse como consecuencia de una lesión o sobrecarga. Se manifiesta con dolor y sensibilidad en un tendón, generalmente cerca de la articulación. El dolor empeora con el movimiento.

Tetraplejia o cuadriplejia: estado de parálisis que afecta a las cuatro extremidades. Es consecuencia de una lesión situada a un nivel alto de la médula espinal, por encima de la quinta vértebra cervical, en la mayoría de los casos después de un traumatismo o un accidente.

Tortícolis: contracción muscular prolongada en la región del cuello que origina dolor e incapacidad para el movimiento. Puede ser congénita (desde el nacimiento) o adquirida, como resultado de una mala postura, un movimiento brusco, fatiga o estrés. Se manifiesta con dolor cervical, dolor de cabeza, movilidad limitada y rigidez en el cuello e incluso espalda, hombros y/o brazos.

Tortícolis congénita: torticolis presente en niños recién nacidos o de menos de 2 meses de edad. Se observa la cabeza inclinada hacia un lado y la barbilla girada hacia el otro lado. Suele deberse a una mala postura del bebé dentro del útero o por un parto difícil. A veces se palpa un bulto de forma y tamaño similares a una oliva a lo largo del músculo del cuello. Debido a que la cabeza está apoyada siempre del mismo lado, algunos bebés desarrollan además un aplanamiento de un lado de la cabeza.

Tromboembolismo: bloqueo de un vaso sanguíneo por un émbolo o coagulo arrastrado por la circulación sanguínea desde su punto de formación. El área irrigada por el vaso se torna fría, entumida y cianótica. Si se desplaza a los vasos pulmonares se produciría un tromboembolismo pulmonar.

Tromboflebitis: inflamación de una vena como consecuencia de la formación de un coágulo en su interior. Los síntomas son dolor y tumefacción de las áreas alrededor de la inflamación y frecuentemente enrojecimiento de la piel. Puede ser profunda, en el interior de un órgano o extremidad; o superficial, en una vena situada bajo la piel. Pueden producirse por traumatismos, en inmovilizaciones, varices, encamamientos prolongados, viajes largos en avión y en mujeres que toman anticonceptivos orales.

Úlceras por decúbito o úlceras por presión: lesión que se desarrolla en la piel y en los tejidos subyacentes debido a la presión, generalmente, sobre una prominencia de hueso. Cuando los tejidos se comprimen por un período prolongado la circulación sanguínea se puede interrumpir, provocando una úlcera. Algunos factores que favorecen su aparición son: la presión, la fricción, la nutrición deficiente, la humedad de los tejidos y la obesidad. Es muy frecuente su aparición en personas encamadas o que permanecen largos periodos de tiempo en la misma posición.

Vasoconstructor: que produce estrechamiento (constricción) de los vasos sanguíneos.

Vértigo: falsa sensación de movimiento, que puede presentarse de dos formas: un desplazamiento de los objetos respecto a la persona; o de la persona respecto a los objetos. Puede estar acompañado de náuseas, vómitos y otras manifestaciones. Puede ser síntoma de una alteración del oído interno, de una lesión nerviosa, por traumatismos, cardiopatías, tensión arterial baja o alta, infecciones o inflamaciones. El tratamiento es variable según la causa.